TRADUCIR EL BLOG. (TRANSLATE)

miércoles, 7 de mayo de 2008

El Inventor de Delitos

Foto Diario del Alto Aragón, 22 de diciembre de 2002
Clic para ver los documentos

CALUMNIA, QUE ALGO QUEDA (Voltaire)

Esto que escribió Voltaire el siglo XVIII o su símil en castellano ”cuando el río suena, agua lleva” es lo que los asaltantes de la Iglesia y de mis propiedades, con la aquiescencia de las Instituciones Políticas, Eclesiásticas y muy especialmente las Judiciales de Aragón, quisieron hacer conmigo y seguirán haciendo a partir de ese momento. “Si le acusan, algo habrá hecho” es lo que malpensamos generalmente en este país, pasándonos por el forro la presunción de inocencia.

Y así, el 23 de agosto de 1998, al Insigne Inventor, Juan José Soldevilla Bardají, cabecilla de los delitos de Belver de los Horrores, al ver que no cejo en mi actitud acerca del expolio de la Iglesia y, en buena connivencia con el resto de implicados del pueblo y de las Instituciones aragonesas, no se le ocurre nada mejor que tramar una burda farsa para menoscabar mi credibilidad y quitarme de enmedio:

Denuncia ante la Guardia Civil de Belver la quema de uno de sus vehículos, cuya matrícula no recuerda, durante la noche, y, ya que no vio a nadie hacerlo, me acusa directamente a mí.

El procedimiento es curioso: Desde la puerta de su patio, tiro una botella de plástico llena de gasolina y elijo como objetivo su coche viejo. Con un paño atado a la punta de una caña, le pego fuego al combustible y me marcho. el Insigne Soldevilla no se apercibió hasta las ocho de la mañana (desde las diez de la noche anterior en que se debió de retirar a descansar). Lo más increíble es que la botella de plástico, permaneció intacta y cayó de tal manera que “la base de la misma estaba colocada horizontalmente (o sea, la botella cayó derecha) junto a la rueda afectada", el vehículo incendiado, sólo se chamuscó un poco, el vehículo nuevo que estaba junto al viejo, ni se enteró, las dos bombonas de butano que había en el patio, ni se ahumaron y yo fui tan ingenuo que me dejé la caña con el paño para que todo el mundo supiera cómo se había cometido el delito.

Es de remarcar, cómo la rueda trasera del vehículo se quemó y en cambio la botella, de un material más endeble, permaneció intacta a su lado.

Es sorprendente que un incendio provocado con un combustible, se apagara tan inmediatamente que sólo afectase a una rueda y unas correas y no destruyera todo el vehículo y se siguiera propagando a todo lo que estaba cerca de él. ¿Hubo alguna racha de viento huracanado que apagó el incendio a los pocos instantes de iniciarse, pasaba por casualidad por allí el Bombero Torero, o había dentro del patio alguna persona con cubos de agua a punto para apagarlo?

Se ofrece voluntaria y libremente como testigo contra mí, un sobrino del Insigne Inventor. Asegura que me vio esa noche, ya de madrugada, dirigirme hacia el lugar del incendio en coche. Le causó sorpresa porque todo el pueblo de Belver de los Horrores y las siete personas que representan a Belver de Cinca, por no haberse involucrado en ningún delito directa ni indirectamente, saben “que no suelo rondar a altas horas de la madrugada ni soy cazador”. Además el sobrino del Insigne, sabía que esa noche, yo no iba a regar.

Ignoro cómo conocía mis actividades ya que a los únicos a quienes informaba cuando me dirigía a los campos a regar de noche era a la Guardia Civil del Puesto de Belver.

En su relato de los hechos, reconoce sin tapujos que él se dirigía a cazar de noche a la partida de la Sardera. Tal como informó la Guardia Civil al Fiscal de la Audiencia Provincial de Huesca y al eximio juez de instrucción de Fraga, Ramón Landa Pérez, “el deporte cinegético de la caza, está prohibido en todo el coto desde el ocaso del Sol hasta el orto del mismo”, lo cual contituye un primer delito del sobrino, y “en la Partida de la Sardera está prohibido cazar las 24 horas del día” lo cual constituye un segundo delito del sobrino.

El resultado final fue el archivo de todo el proceso contra mí y la no actuación de oficio, por parte de la Fiscalía ni el juez, contra estos individuos y los flagrantes delitos que habían vuelto a cometer.

1 comentario:

Maria dijo...

Cosas veredes. Como España es la hija predilecta de la Iglesia, igual se producen milagros varios cada dia que pasa. De ahí la insospechada ceguera y despiste mental de denunciantes, cazadores delictivos y autoridades que deben pensar que mejor "no meneallo" y los delitos mejor archivarlos.Para que luego digan que la Justícia tiene trabajo atrasado.